Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
hamburger overlay

¿Qué son los tipos de la diabetes?

In partnership with:

Sabemos que existen tres tipos de diabetes de los que se habla con mayor frecuencia. Estos son la diabetes Tipo 1, la diabetes Tipo 2 y la diabetes gestacional. Sin embargo, existen otros tipos de diabetes. De hecho, se estima que un cinco por ciento de todos los casos diagnosticados de diabetes pertenecen a algún tipo raro de diabetes, como la diabetes autoinmune latente del adulto (LADA, por sus siglas en inglés), la diabetes de la edad madura que se presenta en el joven (MODY, por sus siglas en inglés), la diabetes relacionada con la fibrosis quística (DRFQ, por sus siglas en inglés), y otros.

Aprendamos juntos sobre los tipos de diabetes para reconocerlos oportunamente.

Hay dos tipos principales de diabetes:

La diabetes Tipo 1 es una enfermedad incurable, autoinmune, no una enfermedad provocada por estilo de vida. La diabetes Tipo 1 representa aproximadamente el 10% de los más de 420 millones de casos de diabetes a nivel mundial, y el único tratamiento es con insulina.

La diabetes Tipo 2 ocurre cuando el cuerpo no puede usar adecuadamente la insulina, también conocida como “resistencia a la insulina”. Con frecuencia se puede tratar a través de la dieta, el ejercicio y medicamentos.

¿Qué es la diabetes Tipo 1?

La diabetes Tipo 1 es una condición crónica y autoinmune que ocurre cuando el sistema inmune propio del cuerpo ataca las células beta del páncreas que producen insulina. Este ataque deja al páncreas con mínima (o ninguna) habilidad para producir insulina, la hormona que regula el azúcar en la sangre. Sin insulina, el azúcar permanece en la sangre y puede causar serios daños a los sistemas de órganos.

Cuando comemos, nuestro cuerpo descompone los carbohidratos en glucosa, para ser utilizada como el combustible que necesitamos. El páncreas libera la insulina que actúa como una llave para abrir las células, permitiendo a la glucosa entrar y ser absorbida. Sin combustible, las células en el cuerpo no pueden sobrevivir. Adicionalmente, el exceso de glucosa puede hacer al torrente sanguíneo muy ácido, dando como resultado una cetoacidosis diabética, la cual puede ser fatal si no es tratada. Las personas con diabetes Tipo 1 deben administrarse insulina (con inyecciones o micro-infusoras) todos los días para manejar cuidadosamente el azúcar en la sangre.

Vivir con diabetes Tipo 1 es un acto de equilibrio a tiempo completo, que requiere atención constante para evitar hipoglucemias (nivel bajo de azúcar en la sangre) o los daños a largo plazo ocasionados por la hiperglucemia (nivel alto de azúcar en la sangre). Los niveles de azúcar en la sangre deben ser monitoreados ya sea por medio de punciones en el dedo o por un monitor continuo de glucosa (MCG). Con esta información se calculan las dosis de insulina, basándose en niveles de actividad y estrés, alimentos, enfermedades y otros factores adicionales. Estos cálculos no son perfectos, provocando una enorme carga emocional y mental, tanto para la persona que vive con diabetes Tipo 1 como para quien le está cuidando.

¿Cómo se contrae o desarrolla la diabetes Tipo 1?

La diabetes Tipo 1 no puede prevenirse ni curarse. Su causa es aún desconocida. Los estudios demuestran que la diabetes Tipo 1 es el resultado de una predisposición genética junto con un desencadenante ambiental.

¿Qué es la diabetes Tipo 2?

En la diabetes Tipo 2, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente. La diabetes Tipo 2 puede aparecer a cualquier edad, incluso durante la infancia. Sin embargo, este tipo de diabetes se presenta con mayor frecuencia en adultos y en los ancianos. Este es el tipo más común de diabetes.

Los factores de riesgo de la diabetes Tipo 2

Una persona tiene más probabilidad de desarrollar diabetes Tipo 2 si:

  • tiene sobrepeso u obesidad
  • tiene más de 45 años de edad
  • tiene antecedentes familiares de diabetes
  • es afroamericana, nativa de Alaska, indígena estadounidense, estadounidense de origen asiático, hispana/latina, nativa de Hawái, o de las Islas del Pacífico.

De los 415 millones de casos de diabetes a nivel mundial, se estima que el 90% es de diabetes Tipo 2. Actualmente no hay una cura para la diabetes Tipo 2, pero con frecuencia puede ser manejada.

¿Cómo puede manejarse la diabetes Tipo 2?

  • Ejercítate
  • Aliméntate bien
  • Mantén un peso saludable
  • Mide tus niveles de azúcar en la sangre constantemente
  • Si los cambios en tu estilo de vida no son suficientes, utiliza medicina oral o terapia con insulina.

Encuentra un foro

¿Buscas un lugar para hablar con otros sobre el manejo de diabetes Tipo 2? Visita TuDiabetes (en inglés) o EsTuDiabetes (en español). Podrás hacer preguntas, compartir trucos y experiencias con otras que viven con diabetes Tipo 2

¿Cuál es la diferencia entre la diabetes Tipo 1 y la diabetes Tipo 2?

La diabetes Tipo 1 difiere de la diabetes Tipo 2 en que la Tipo 1 es una condición autoinmune que ocurre cuando el sistema inmune del cuerpo ataca las células beta de producción de insulina del páncreas. Las personas con diabetes Tipo 1 son dependientes de la insulina de por vida y no existe cura alguna para ella. A menos que sea detectada temprano, al momento del diagnóstico, la gente (con diabetes Tipo 1 o Tipo 2) tiene demasiada azúcar acumulada en su sangre y muestra síntomas tales como una sed excesiva, micción frecuente, visión borrosa, pérdida o aumento de peso, infecciones recurrentes y dolor de cabeza.

Mientras la diabetes Tipo 2 y la diabetes Tipo 1 difieren en naturaleza, donde se encuentran es en las complicaciones. En cualquiera de los tipos de diabetes, tener niveles elevados de glucosa (azúcar) en sangre de manera prolongada puede desarrollar complicaciones a largo plazo, desde una enfermedad de corazón, insuficiencia renal, daños en los pies, en los ojos y en los nervios, hasta trastornos en la piel.

¿Qué es la diabetes Tipo LADA?

La diabetes LADA, (diabetes autoinmune latente del adulto, por sus siglas en inglés) es poco frecuente y se le conoce como diabetes “de aparición tardía”.

La mayoría de los adultos diagnosticados con LADA son mayores de 30 años de edad. La progresión es lenta; a veces causando un diagnóstico equivocado de diabetes Tipo 2. Las personas con LADA, (como en la diabetes Tipo 2), pueden utilizar inicialmente medicación oral, hacer ejercicio y llevar una dieta para controlar su diabetes, pero con el tiempo, el páncreas deja de producir insulina por completo, (como en la diabetes Tipo 1), y necesitan inyecciones de insulina. Esto puede tardar desde unos pocos meses después del diagnóstico hasta varios años. Algunos llaman a la LADA “La diabetes tipo 1.5”, (un subtipo de Tipo 1), ya que es un trastorno autoinmune que es idéntico a la diabetes Tipo 1, con la excepción de la edad y el inicio.

¿Cómo se sabe la diferencia?

La detección de un nivel bajo de péptido C y el aumento de los niveles de anticuerpos contra los islotes pancreáticos indican que es diabetes LADA en lugar de diabetes Tipo 2, (por lo general la diabetes Tipo 2 conlleva un nivel alto de péptido C, en comparación). La insuficiencia por trauma a diferencia de la resistencia a la insulina también verifica que se trata de LADA.

Especialmente si no hay un historial familiar de diabetes y no hay ningún factor de obesidad, se recomienda esta prueba adicional. Esto no quiere decir que todas las personas con LADA sean delgadas; Sin embargo, el exceso de peso con LADA también puede contribuir a un diagnóstico erróneo de diabetes Tipo 2.

Se cree que más del 50% de los diagnósticos de diabetes Tipo 2 relacionados con la obesidad en realidad pueden ser LADA. En cuanto a la población con diabetes, la LADA se calcula que representa del 5 al 10% de los casos. Los síntomas son similares a los de la diabetes Tipo 1 y la diabetes Tipo 2: sed, ingesta de líquidos y micción de forma excesiva, además de visión borrosa

Como con cualquier diagnóstico de diabetes, se recomienda que se consulte con un endocrinólogo y se desarrolle un plan de manejo de la diabetes para ayudar a ralentizar la progresión de la diabetes y prevenir sus posibles complicaciones. Cada cuerpo es único y el desarrollo de la diabetes varía en función de esto.

¿Qué es Diabetes Gestacional (DMG)?

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que ocasiona niveles elevados de glucosa en sangre durante el embarazo. A medida que las cifras de diabetes Tipo 2 aumentan en el mundo, también lo hacen las cifras de diabetes gestational. Aproximadamente 1 de cada 10 mujeres embarazadas son diagnosticadas con diabetes gestacional.

Este tipo de diabetes se diagnostica con niveles elevados de glucosa en sangre entre las semanas 24 y 28 del embarazo. Ocasionalmente se diagnostica en semanas previas lo que pudiera significar que había niveles altos de glucosa en sangre antes del embarazo.

¿Cuáles son las causas de DMG?

En todos los embarazos, las hormonas secretadas por la placenta interfieren con el uso de la insulina en nuestro cuerpo lo que conocemos como resistencia a la insulina. Cuando la producción de insulin,ina no es la suficiente para contrarrestar la resistencia a la insulina los niveles de glucosa en sangre se elevan.

¿Qué pasa cuando hay niveles elevados de glucosa en sangre durante el embarazo?

Se sabe que los niveles elevados de glucosa en sangre tienen efectos adversos en el embarazo. Durante el primer trimestre, los niveles elevados de glucosa en sangre pueden causar la pérdida del embarazo o malformaciones en el bebé. En etapas más avanzadas, debido a que los niveles elevados de glucosa en sangre atraviesan la placenta, ocasionará que el bebé produzca insulina.

La insulina en exceso ocasionará un crecimiento excesivo en el bebé. Esto puede resultar en problemas durante el parto aumentando la posibilidad de una cesárea e hipoglucemia neonatal (niveles bajos de glucosa en sangre al nacimiento). Además, los bebés que han crecido excesivamente (macrosomía). tienen mayor riesgo de obesidad y diabetes Tipo 2.

¿Cuáles son los síntomas de DMG?

Algunas mujeres reportan sed, ganas de orinar, cansancio extremo cuando tienen niveles de glucosa elevados. Sin embargo, todos estos síntomas son comunes durante el embarazo por lo tanto no se utilizan para diagnosticar la diabetes gestacional o para hacer las pruebas respectivas.

¿Cómo se diagnostica la DMG?

La diabetes gestacional se diagnostica por medio de distintas pruebas pero generalmente se realiza una “Prueba de Tolerancia a la Glucosa”. Diferentes médicos pueden utilizar diferentes métodos diagnósticos dependiendo de su práctica y del resultado de otras pruebas. Además, puede solicitarse una prueba de A1c para determinar qué tan altos han sido los niveles de glucosa en sangre en los últimos 3 meses.

¿Quién deberá realizarse pruebas de DMG?

Todas las mujeres embarazadas deberían realizarse esta prueba entre las semanas 24. 28 de embarazo. Aquellas mujeres con mayor riesgo de diabetes gestacional deberán realizar la prueba en etapas más tempranas de su embarazo.

¿Qué factores aumentan el riesgo para desarrollar DMG?

  • DMG en embarazos previos
  • Historial de prediabetes (A1c 5.7-6.4)
  • Índice de Masa Corporal elevado (IMC)
  • Bebé con peso mayor a 4000 gm (aproximadamente 9 libras)
  • Historial de Síndrome de Ovario Poliquístico
  • Historial de hipertensión o alguna condición metabólica
  • Edad (>35)
  • Sedentarismo
  • Etnicidad de mayor riesgo (Afroamericana, Latina, Asiática, Nativa Americana, de Islas del Pacífico)
  • Historial familiar de diabetes en primer grado

¿Puede prevenirse la DMG?

No existen recomendaciones basadas en evidencia específicamente para prevenir la DMG. Sin embargo, el cuidado preconcepcional debe incluir pruebas de diabetes como medida importante. Además, comenzar el embarazo con un IMC saludable y un estilo de de coda óptimo que incluya dieta y ejercicio es importante para la salud general durante todo el embarazo.

¿Le interesaría recibir más información como esta?

Suscríbase al boletín electrónico Accu-Chek Update.

Registre Ahora

This content was published in partnership with Roche, the makers of Accu-Chek products, a Founding Partner of Beyond Type 2.

Related Articles

Share

Filed under: